Características del Tratamiento de Depilación Láser

Se realiza generalmente en varias sesiones. En cada una de ellas hay una importante reducción permanente en el número de vellos, que se van eliminando de forma progresiva. Durante la evolución del tratamiento, se observa que cada vez el pelo es más fino y se reduce su densidad. El número de sesiones que se necesitan depende de varios factores como el tipo de piel y vello, la zona a tratar y la existencia o no de patología hormonal asociada. Los hombres suelen necesitar más sesiones que las mujeres para notar el tratamiento (si una mujer puede empezar a notarlo desde la 4-5 sesión en hombres se retrasa hasta la 8-9 sesión).
El intervalo de sesiones oscila entre mes y medio y dos meses, según la zona a tratar. Después de las primeras sesiones, comprobamos que hay menos vello y el que hay tarda en salir, prolongándose el intervalo de las sesiones a 3, 4 y hasta 6 meses. La duración de la sesión depende de la extensión y de la densidad folicular de la zona (desde 5 minutos labio superior, 15 minutos axilas o ingles y hasta 2 horas piernas completas).
Después de cada sesión se puede continuar la actividad normal ya que tras el tratamiento sólo queda un ligero enrojecimiento de la piel que desaparece en horas. La aparición de un edema peri-folicular (una especie de “ronchitas” ) es una reacción deseable, por que es lo que nos indica la efectividad del láser. Puede sentir picor pero desaparece en pocas horas. Se aconseja la aplicación de Gel de Aloe durante 2-3 veces al día durante un par de días.

© 2019 Depilcare.es